Ha pasado casi un siglo desde que salieron al mercado y, en todo este tiempo, las famosas zapatillas de Converse Chuck Taylor All-Star han permanecido inalteradas.

Ahora, 98 años después, Nike -compañía que adquirió Converse hace más de una década- anunció que va a introducir cambios en el diseño de ese icónico calzado deportivo para hacerlo más cómodo y duradero, y atraer a un público más joven.

Entre las novedades que presentan las Chuck Taylor All-Star II están un interior acolchado con un forro de microfibra y una plantilla de tecnología Lunarlon desarrollada por Nike, para una mayor sujeción en el puente del pie.

Además, las nuevas zapatillas cuentan con una lengüeta antideslizante acolchada y el famoso círculo exterior irá cosido en vez de pegado.

Los ojales de los cordones serán del mismo color que la tela de las zapatillas, que dejará de ser de algodón, para a pasar a usarse una fibra conocida como Tensel, que es más resistente.