Se trata de la actualización a Windows 10 de la consola estrella de Microsoft.

La funcionalidad más importante tiene que ver con que el sistema operativo permitirá grabar cualquier contenido de televisión y no necesitará de ninguna suscripción o pago para poder usarla.

Además, explica Polygon, el nuevo ecosistema le permitirá al usuario hacer ‘streaming’ en dispositivos Windows 10 y guardar el contenido grabado en archivos de video.

Lo nuevo de Windows aplicado a Xbox One grabará los contenidos en seguido plano, es decir, el usuario podrá utilizar otras funciones mientras. Así mismo, se trataría de una herramienta para ser usada con canales de aire, insertados a través de antena coaxial a USB.

La actualización de la consola de Microsoft llegaría hasta 2016, pero no hay un mes exacto confirmado.